Las ventas de usados caen por segundo mes consecutivo.

Las ventas de usados caen por segundo mes consecutivo.

Las transferencias de vehículos de segunda mano cayeron un 9,6% en mayo en comparación con el mismo mes del año anterior, alcanzando 175.973 unidades y encadenando dos meses consecutivos a la baja, según datos de MSI para la Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción (Faconauto). Faconauto explicó que esta tendencia negativa se debe a la falta de 'stock', que, en un principio, afectaba especialmente a los coches de seis a diez años y ahora se ha ampliado.

Venta en retroceso

Las matriculaciones de turismos y todoterrenos en el mes de mayo decrecieron un 7,3% respecto del mismo periodo del año pasado, hasta las 125.625 unidades, con los mismos días laborables de 2018. Las matriculaciones recuperan de nuevo la tendencia a la baja, como llevan registrando desde septiembre del año pasado, con la excepción del pasado mes de abril, gracias al impulso de los alquiladores previo a la Semana Santa. En el acumulado del año, las entregas de vehículos turismos y todoterrenos caen un 5%, hasta las 561.953 unidades. Las ventas en el canal de particulares siguen cayendo, por noveno mes consecutivo, con un descenso del 11,2% y 54.485 unidades. La incertidumbre sigue condicionando este canal, sin que haya visos de aquí a cierre de año, de una recuperación. En los cinco primeros meses del año, las entregas a particulares han caído un 11%, hasta las 245.037 unidades. El canal de empresas crece en el mes de mayo con 37.086 unidades matriculadas, lo que supone un aumento del 3,6% respecto al mismo mes del año anterior. Son el único canal, dentro del mercado de turismos y todoterrenos, que consigue incrementar sus ventas respecto del mismo mes del año anterior. Por su parte, en el canal de los alquiladores experimenta una fuerte caída, un 11% hasta las 34.054 unidades en mayo, desaparecido el efecto de la Semana Santa.